Blog
Prendas fantásticas
18/11/2016
0
juan-recaIlustración Juan Reca

Después de leer No se culpe a nadie, de Julio Cortázar, nos pusimos a escribir cuentos en donde un objeto común y corriente tenga la posibilidad de convertirse en algo extraño, monstruoso. Los helechos del jardín nos abrieron paso para escribir cerca de ellos y surgieron casos como el de Aurelia, aficionada a los narcisos y a los marineros, que deseosa de volver al hogar es convocada  por una voz incorpórea que la invita a pasar a su casa.

grete

Sueños por encargo

Ilustración Juan Reca Después de leer No se culp...

Read more
mariposa

Especies aladas

Ilustración Juan Reca Después de leer No se culp...

Read more
elefante

Buenas costumbres

Ilustración Juan Reca Después de leer No se culp...

Read more

There are 0 comments